12/28/2010

Gossip Kitchen

Comimos en el nuevo lugar.

 Con buenas credenciales, abre sus puertas un nuevo restaurante en Ajijic. Justo en la esquina en donde estaba ubicado el negocio "Deli Corner", podemos encontrar ahora este recién inaugurado lugar para comer.

Como en cualquier lugar del mundo el negocio de la comida es sumamente volátil, así restaurantes abren y cierran a lo largo de un año y Ajijic, no es la excepción. Es decir, cuando uno de estos se estrena, se convierte en el lugar de moda, los dueños se sienten felices, pero conforme pasa el tiempo, los clientes buscan algo nuevo y los propietarios ya desgastados con la carga que representa y terminan cerrando el lugar. En la Ribera de Chapala, los extranjeros gozan de una variedad aceptable de buenos lugares para tomar el lunch ó cenar. La mayoría de los visitantes lo hace fuera de casa casi todos los días lo que genera espectativas entre los que buscan poner un negocio de este tipo.


Con todo lo anterior decidimos visitar este nuevo restaurante que al pasar por la carretera se ve lleno casi todos los días. Además de que las recomendaciones de los que han estado ahí eran muy buenas. Al pasar por él, había suficiente lugar por lo que decidimos llegar y probar.


La decoración es sencilla y acogedora rapidamente nos sentimos acoplados al lugar, el personal amablemente, nos atendió con prontitud. Algo que me llamó la atención y agradecí, fue la música. Los temas de los años setenta, eran un buen complemento para sentirnos a gusto. Preguntamos ¿quién escoge las canciones? y uno de los cocineros nos dijo que él era y que intentaba variar la selección diariamente.


La mesera nos mostró el menú y a pregunta mía de que nos sugería, me dijo que a los clientes les gustaba mucho: la tilapia empanizada en pasta de cerveza, más que el empanizado tradicional, parecía  un "capeado". Venía acompañado de papas a la francesa y col preparado y un rico aderezo. Al recibirlo me recordó el típico fish and chips inglés. La porción tenía el tamaño correcto y para mí que no me gusta comer de más, un sólo platillo fue suficiente.


Para terminar obtuvimos otra sugerencia para el postre: El Bread Pudding, dos pequeños panes con plátano y manzana aderezados de una rica crema.


Satisfechos y contentos salimos de este lugar. En que también los precios son razonables. El plato fuerte de $69 pesos, el postre de $35 y el refresco $15.
 

 

Patrocinadores